SANTIAGO DEL ESTERO – KM 49

El 49 es un pueblito, perteneciente al partido de Ojo de Agua, Santiago del Estero, muy cerca de las salinas grandes, en donde el tren dejo de pasar hace unos treinta a帽os,

Posta Sanitaria - Futuro Mini Hospital
luego de extraer toneladas de monte para la exportaci贸n, dejando tras de si, una poblaci贸n sin fuente de trabajo, que mayormente debe pensionarse y vivir de la asignaci贸n universal por hijo. Las mamas adolescentes son parte del paisaje, con muchos ni帽os, un lugar en donde viven alrededor de ochocientos habitantes, sin se帽al de celular, sin escuela secundaria, a pesar de la gran cantidad de j贸venes con los que cuenta.
La inmensa mayor铆a de los hombres trabajan para una empresa extractiva de le帽a y postes del monte, de 鈥渓os Su谩rez鈥, y todos los veranos prestan sus brazos a empesas del agronegocio, como Nidera, Advanta, Bunge, Monsanto, entre otras, ubicadas en las provincias de C贸rdoba, Santa Fe, Buenos Aires. A veces vemos en los medios de comunicaci贸n como esclavizan a los trabajadores rurales, violando todos los derechos laborales adquiridos en los 煤ltimos setenta a帽os, estos mismos 鈥減eones rurales鈥 dejan sus mujeres con ni帽os durante meses a cambio de un salario de hambre. Los mismos han sido o son campesinos desplazados, privados de su tierra para poder producir alimentos sanos y su vida campesina.
El estado provincial de Santiago del Estero cada d铆a construye m谩s viviendas, urbanizando y proletarizando al campesinado, cediendo o vendiendo a precio vil la tierra de los verdaderos due帽os, pobladores ancestrales, muchos descendientes de ind铆genas, que han nacido all铆, al igual que sus abuelos. Esta 鈥渃asa propia鈥 que les 鈥渄a el gobierno鈥 se la entregan con una escritura en donde no tienen terreno para criar ning煤n animal, basada en una arquitectura que avasalla a los ranchos, sin posibilidad alguna de estar en contacto con el monte, el cual han protegido y convivido con el por siglos.
El crecimiento que se impone tiene que ver con los desmontes, la extensi贸n de los monocultivos, la ganader铆a a gran escala, la promoci贸n de la megaminer铆a a cielo abierto, dejando tierra sin familias y familias sin tierra, promoviendo una econom铆a con base en las grandes estancias, las cuales cuentan con 鈥渄ue帽os鈥 que viven a cientos de kil贸metros, dejando el trabajo en manos de los puesteros, figura que despoja de todo derecho de posesi贸n de la tierra al campesino.
En el Km 49 hay una posta sanitaria, que hace un par de a帽os fue inaugurada por el gobernador Gerardo Zamora como un 鈥渕ini-hospital鈥, con vivienda para medico, consultorios y ambulancia propia. La misma dista de parecerse a un hospital, la vivienda nunca acogi贸 medico, los consultorios se usaban una vez por mes, luego de la visita medica, la ambulancia tuvo por all铆 un paso fugaz, tras haberse 鈥渃edido鈥 al hospital zonal de Villa Ojo de Agua, por orden de Salom贸n, director del nosocomio. Desde entonces, ante urgencias, las familias deben costear con un remis, pagando doscientos pesos, su traslado al hospital de Ojo de Agua o Loreto, ambos a m谩s de sesenta kil贸metros de distancia.
El agente sanitario abre todas las ma帽anas el centro de salud y trabaja por un subsidio de quinientos pesos, totalmente en negro, corriendo la misma suerte que la mayor铆a de los agentes sanitarios rurales. Hasta los ventiladores que dono plan nacer se llevaron.
Como si fuera poco, un medico puso su domicilio en la misma posta para poder cobrar el plus de zona desfavorable, donde por supuesto, nunca concurri贸 a realizar atenci贸n medica.
Es muy com煤n escuchar relatos de mujeres sobre sus partos en el camino, por su 鈥渞etraso鈥 en la llegada al hospital. No son pocas las que te cuentan que de cinco hijos que parieron, hubo uno que falleci贸 en los primeros d铆as de vida, hecho que pone de manifiesto la elevada mortalidad infantil con la que cuenta esta provincia fuertemente subsidiada por el gobierno 鈥渘acional y popular鈥, donde en nombre del 鈥渇ederalismo鈥, se profundiza el feudalismo.
Personalmente me toco trabajar durante la segunda mitad del a帽o 2011 en el km 49, fue una experiencia breve, pero muy gratificante. Luego de la cl谩sica atenci贸n medica en consultorio, nos qued谩bamos charlando con quienes sal铆amos a radiar y quienes nos recib铆an, tratando de pensar juntos que hacia falta para mejorar la salud del lugar.
Hasta un d铆a se hizo una peque帽a asamblea, casi todas mujeres. Lo que conseguimos es una visita cada quince d铆as. Salio en reiteradas oportunidades la necesidad de recuperar la ambulancia y que en el hospital de Ojo de Agua 鈥渘os atiendan cuando no hay mas numero鈥. Tambi茅n concurrimos con la educadora sanitaria a la escuela local para hacer un tallercito sobre educaci贸n sexual, intentando poner en pr谩ctica la APS, integrando el equipo de salud con la escuela.
Claro que estas peque帽as acciones no han sido gratuitas, hoy se vuelve a radiar una vez al mes, y esas conquistas han quedado truncas tras la destituci贸n de mi puesto de medico de acci贸n radiante, con la firma de Jorge Salom贸n y el aval de su querido gobernador.

Villa Ojo de Agua, 22 de enero de 2012, Damian de Paula.

Related posts