Mendoza | Denunciaron graves incumplimientos y discriminación

AMPROS denunció en conferencia de prensa desde el Hospital Notti, a través de la voz de los jefes de servicio de distintas áreas del nosocomio, que una publicación aparecida en los principales matutinos del domingo, solicitaba médicos para cubrir necesidades del mencionado hospital en áreas como cirugía urológica, neurológica, cirugía pediátrica, cardiocirugía, terapia intensiva, pediatría para emergencias, entre otras. El pedido fue efectuado en un aviso clasificado y emitido por el Ministerio de Salud y el Hospital Humberto Notti, sin el conocimiento de ninguno de los profesionales.

Esto generó mucho enojo, ya que todos los jefes de servicio sostuvieron que su propia situación laboral –hablamos de reconocidos cirujanos y especialistas del medio- no ha sido regularizada y deben aguantar a diario además, cientos de dificultades que no son resueltas por el nosocomio.

El jefe del Servicio de Urología, José Vega, fue el primero en afirmar que “cuesta entender este llamado, sobre todo de parte de directivos que han sido colegas nuestros, amigos nuestros, con los cuales hemos tenido cuestiones en común, hemos planteado en administraciones anteriores, problemas en común. Que ahora salga este pedido de profesionales, tan poco ortodoxo, sin un marco referencial y sobre todo sin haber consultado a los jefes de servicio, para ver de qué manera se podía llegar a arreglar una situación que por otra parte tenía un ofrecimiento que era la mayor dedicación que no nos fue dada, nos llama la atención y nos resulta un tanto doloroso”.

El doctor Ricardo Femenías, jefe de Guardia, por su parte, denunció: “El 50% de los profesionales de mi servicio realiza prestaciones médicas. Es decir, la mitad de los médicos tienen un cargo, son de planta, y la otra, son prestadores. Existe la necesidad de contar con médicos clínicos, motivo por el cual estamos apelando solo a la mano de obra de los residentes, que por supuesto, están en una etapa de aprendizaje y son médicos inexpertos para la especialidad”.

“Sábados y domingos son todos prestadores, médicos pediatras y residentes jóvenes; pediatras en formación”, expresaron junto a Femenías, las autoridades de AMPROS.

Para ejemplificar lo que ocurre en su servicio, agregó que “de 50 médicos, 25 son prestadores, la mitad tiene el cargo –no quieren más horas- y la mitad, cargo y prestación. En la Isla 4, que son consultorios vespertinos que apoyan a la Guardia, son todos residentes”.

Sostuvo que “no hay pediatras que quieran hacer emergencias, han tomado el cargo y se han ido a una especialidad. Siempre he tenido problemas en número”.

Desde el sector de Neurocirugía, la totalidad de sus integrantes, Ricardo Vidal Moyano, Emilio Pelleritti, Carlos Pesce y Omar Urquizu, se mostraron visiblemente molestos por el aviso aparecido en los matutinos.

Por su parte, Omar Urquizu, expresó que “nos enteramos de esto por los diarios, sin que antes haya sido consultado el jefe de servicio, sobre qué necesidades tenía el servicio de neurocirugía y si realmente le hacía falta más personal”.

El doctor Carlos Pesce, jefe del Servicio, fue tajante al referirse al hecho denunciado, al aseverar que “no solo nos consultaron, sino que ni siquiera se nos informó qué pensaban hacer. Llamemos a las cosas por su nombre y no le demos demasiadas vueltas. Si se supone que hay que cubrir cargos en determinado servicio, no se puede entre gallos y medianoche, sacar un aviso como si se ofertaran puestos desocupados en el mercado persa o en La Salada”.

Por su parte, María Isabel Del Pópolo, secretaria general de AMPROS, destacó que esto no puede aceptarse, cuando están “olvidándose de que hay herramientas impuestas por el Convenio Colectivo de Trabajo, para darle a los profesionales la posibilidad de trabajar con los sueldos que corresponden dentro del Estado”.

La doctora Gladys Velázquez, prosecretaria de AMPROS, expresó en este sentido que “hay médicos que están como prestadores, ocupando cargos en servicios de internación y deberían haber pasado ya a planta, porque ingresaron en 2008 y deberían haber entrado en el primer semestre de 2011. O sea que el Ministerio solicita más profesionales por un lado, habiendo 136 prestadores que están en condiciones de inestabilidad laboral. Por lo tanto, cualquier oferta de la parte privada puede ser más que tentadora para encontrar estabilidad. Y significará una gran pérdida para el hospital porque son profesionales formados en el seno de la residencia del hospital”.

El neurocirujano Ricardo Vidal Moyano agregó: “No se nos han renovado los convenios de guardias pasivas. Esto es una discriminación laboral y económica”.

Una de las denuncias es que el Estado Provincial no ha reglamentado la guardia pasiva. Hace cinco años que tiene en su poder el convenio para reglamentarla. “Esta no es un adicional más; es pagar la disponibilidad del profesional las 24 horas; los 365 días del año”, expresó Del Pópolo.

Para graficar la cobertura de guardias pasivas, el doctor Pesce detalló que “es lo que hacemos entre cuatro especialistas para toda la Neurocirugía de la provincia y provincias aledañas; hay dos neurocirujanos por día, lo que implica dos semanas de guardia por mes para cada uno”.

Gladys Velázquez dijo que “legalmente, un profesional puede tener cargos de 24 horas semanales y trabajar hasta las 55 horas semanales. Pero no reconocen ni pagan nada, todo lo que se abona en esta materia es en negro”.

Por su parte, el doctor Vidal Moyano aclaró: “Primero, te pagan en negro; en segundo lugar, te hacen contratos cada dos meses que se van renovando. Uno tiene que estar renegociando, hay una gran inestabilidad y encima no pagan a tiempo. Este mes hemos trabajado sin convenio grupal”.

Desde AMPROS, su titular agregó que aunque está todo listo para que llamen a concursos de Jefaturas y no lo hacen porque “no tienen 40.000 pesos para alquilar un lugar, para que los cuerpos colegiados funcionen. No pueden trabajar ni la Junta Calificadora, ni los jurados de Concurso, porque no tienen un lugar para hacerlo. Es inexplicable”.

La misma situación por la que atraviesa Neurocirugía, vive Cardiocirugía, ya que ambas especialidades en el Hospital Materno Infantil representan los dos centros de referencia tanto en la parte privada como pública, de todo el oeste argentino. Es decir que reciben pacientes mutualizados y estatales, desde La Rioja hasta el sur de Argentina.

Hartos de sentir discriminación, falta de valorización, una gran inestabilidad económica y hasta persecución laboral, los cuatro destacados profesionales manifestaron que “todos prometen; la semana pasada hablamos una cosa y después cambiaron todo”. Por ello, muchos especialistas del medio denunciaron que lo más grave es que “nadie se presentará en los concursos”.

En clara alusión al doctor Pesce, sus pares y las doctoras Del Pópolo y Velázquez, acordaron en que “con este aviso, nos sentimos totalmente desvalorizados cuando hay un jefe de servicio que hace cuarenta años que está al servicio de la Neurocirugía Pediátrica y es el mentor de esta especialidad”.

Isabel Del Pópolo sentenció: “El ministro de Salud tiene un autismo preocupante”. Finalmente, la doctora Velázquez concluyó: “Con este pedido de nuevos profesionales, pretenden quitar horas de trabajo a reconocidos médicos que llevan años en el hospital. La otra pregunta que nos hacemos es cómo ingresarán: si abrirán las ventanas del hospital para que pasen por allí o si será por la puerta grande, como corresponde, con un concurso previo para su selección y no a dedo”.

Related posts