No mirarse el ombligo

(Editorial N°16/2012) El 27 de junio FESPROSA estuvo en la calle en todo el país. En algunas provincias a través de paros, en otras con paro y movilización, en otras con asambleas. Compartimos la calle con la CTA y la CGT. Saludamos la movilización de ATE en Congreso y marchamos a Plaza de Mayo.

En la declaración del Congreso Ejecutivo Nacional, consensuado con todas la provincias, priori-zamos la justeza de las reivindicaciones en esa jornada de lucha. Muchos compañeros nos preguntaron porque no “decretamos” paro nacional. No había tiempo suficiente para tomar esa decisión de manera democrática.

Algunos compañeros nos planteaban que la movilización le hacia el juego a la derecha. En sus provincias estos compañeros no tienen problemas para reclamar diariamente a De la Sota, Bonfatti, Scioli o Macri por salarios y condiciones de trabajo. Pero el tema que estaba en juego, ganancias y asignaciones familiares, son de exclusivo resorte del Gobierno Nacional.

Por ello a la hora de sopesar la decisión, FESPROSA valoró en primer lugar la autonomía de los trabajadores, su derecho a reclamar ante quien fuera, aun ante los gobernantes a los que, eventualmente, se puedan apoyar políticamente. Quienes integramos también la mesa de CTA llevamos este criterio a la misma. Quedamos en minoría y la decisión fue otra.

Jorge Yabkowski
Presidente de FESPROSA

Related posts