El conflicto salarial en salud se extiende a todo el país

Con 70.000 infectados, 500 fallecidos y salarios congelados, los trabajadores de la salud profundizarán esta semana sus reclamos.

En Santa Fe el gremio mayoritario, Siprus Fesprosa no fue convocado por el gobierno de Perotti, el que negocia una oferta insuficiente con el gremio minoritario. Las bases de Siprus votaron masivamente un paro de 72 horas que se llevará a cabo del 19 al 21 de enero. En Tucumán la medida de fuerza de SITAS Fesprosa en reclamo de recomposición salarial se lleva a cabo por tiempo indefinido. Exigen el cese del sumario y que se retrotraiga el traslado de dos delegados del Hospital Centro de Salud, el más grande de la provincia, castigados por reclamar sus derechos laborales.

En Rio Negro, la delegación de Fesprosa y el movimiento de trabajadores hospitalarios Autoconvocados realizó una movilización regional el viernes en General Roca, y llevará  cabo otra el jueves 21 en la ciudad de Viedma. La recuperación del salario perdido en 2020 encabeza los reclamos.

También en el AMBA está latente la situación de conflicto. Las asambleas de diversos hospitales de CABA rechazaron el acuerdo a la baja firmado por los gremios oficiales con el gobierno de Rodríguez Larreta. En tanto en Buenos Aires, la CICOP exigió la convocatoria a la paritaria profesional para cerrar los acuerdos salariales de 2020. En el Hospital Posadas los trabajadores nucleados en CICOP Fesprosa declararon insuficiente el acuerdo con Nación que firmaron los gremios de la administración central, el cual provocó una pérdida del 10% en los salarios de los profesionales de la salud.

La presidenta de Fesprosa, María Fernanda Boriotti, a la vez que reiteró el pedido de convocatoria  a una paritaria nacional de salud, afirmó: “El Estado nacional debe dar un paso adelante y en esa emergencia prolongar el bono estimulo para todo el 2021 llevándolo a $20.000 mensuales”.

“La segunda ola encuentra a un personal sanitario público golpeado por las secuelas del COVID y los fallecimientos, agotado por la falta de licencias y desmoralizado por las rebajas del salario real. Es el momento de que el Gobierno nacional y de todas las provincias y municipios den un paso al frente y pasen de los elogios vacíos a los hechos concretos”, finalizó.

Related posts