Continúan los conflictos en San Juan, Jujuy, Mendoza, Santa Fe y Tucumán

Durante esta semana al menos cinco provincias siguen en conflicto. FESPROSA participa activamente en la solidaridad y el apoyo a los mismos.

Los sindicatos nucleados en la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (FESPROSA) de las provincias de San Juan, Jujuy, Mendoza y Santa Fe realizarán esta semana diversas medidas de fuerza para reclamar salarios dignos, la incorporación de profesionales para cubrir las vacantes y mejoras en la infraestructura de los hospitales y los recursos necesarios poder dar respuestas a las demandas de la población que depende del sistema público de salud.

Jorge Yabkowski, titular de la FESPROSA declaró que “es inadmisible que en las provincias mas ricas del país se postergue el pago de los salarios, se desdoblen las fechas de cobro y se amenace a los trabajadores con sanciones, como es el caso de Santa Fe, o que se pretenda pagar en una cuasi moneda si no aceptan aumentos por debajo de la inflación. El gobierno central junta dólares de a uno para pagar los vencimientos de la deuda externa y retacea los envíos de la coparticipación. En la Argentina el 85% de los servicios de salud pública están en manos de las provincias. Ahogarlas financieramente significa destruir la salud pública para los más necesitados. Queremos hablar de estos temas con el ministro Manzur a quien le pedimos esta semana una entrevista por decimocuarta vez, siempre sin respuesta alguna”.

Con un paro de 24 horas y una movilización prevista para el martes 29, los profesionales de la salud de San Juan reclamarán salarios dignos, la titularización de los profesionales de la salud interinos y una jubilación con el 82 % móvil bajo el régimen de insalubridad. Además de esta medida de fuerza, los trabajadores del sector continuarán con un plan de lucha que incluye el estado de asamblea permanente, el quite de colaboración para con las autoridades de salud mientras se extienda el conflicto y asambleas sorpresivas en los distintos puestos de trabajo.

En el caso de Jujuy, ante la falta de convocatoria por parte del gobierno provincial para avanzar en la búsqueda de soluciones a los diferentes puntos reivindicativos que vienen planteando desde el mes de marzo la Asamblea de Profesionales Universitarios decidió concretar el paro provincial de 24 horas el miércoles 30, sin asistencia a los lugares de trabajo. “No nos es grato tener que realizar esta medida porque es el usuario de los servicios públicos el que recibe el impacto, especialmente en los servicios de salud, pero hemos reiterado hasta el cansancio nuestra solicitud de diálogo con respuestas concretas para la coyuntura y para seguir analizando soluciones para el mediano y largo plazo y no lo hemos conseguido” indicó el titular de la Asociación de Profesionales de la Salud de Jujuy Víctor Aramayo. Y agregó que “la atención de la salud en el sistema público provincial hoy atraviesa una severa crisis de recursos humanos”.

En Mendoza, los trabajadores agrupados en la Asociación Mendocina de los Profesionales de la Salud (AMPROS-FESPROSA) reclaman un incremento del 50%, el miércoles se realizarán asambleas en todos los hospitales en los que se decidirán las modalidades de lucha para continuar con los reclamos en caso de no obtener respuestas y el jueves se realizará frente a la casa de gobierno una Interhospitalaria de todos los trabajadores en los que se votará el plan de lucha. Isabel Del Pópolo, secretaria general de la AMPROS indicó que: “un médico que recién se inicia está ganando menos que un chofer de colectivo. Estas comparaciones no nos gustan pero para algo un profesional se capacito de 10 a 15 años para poder llegar a atender con idoneidad”.

Los trabajadores de la salud de Santa Fe (Si.Pr.U.S.-FESPROSA) realizarán el jueves en el Hospital Zona Norte una nueva asamblea extraordinaria con desafectación desde las 10 horas de los lugares de trabajo. Exigen al gobierno que inicie las negociaciones y cumpla con su promesa de citar a los profesionales de la salud a negociar para encontrar una solución al conflicto. Además de repudiar el descuento discriminatorio realizado, los profesionales reclaman un salario de 6200 pesos para el ingresante de 24 horas.

En el hospital Centro de Salud de Tucumán, uno de los más importantes de la capital provincial, está paralizada la prestación de servicios. Sólo se atienden las guardias y a los pacientes internados. Los trabajadores rechazan “las intenciones de las autoridades de tercerizar los servicios y por el traslado de la jefa del servicio administrativo y del jefe de compras. Se está aplicando un código de disciplina que dijeron que quedaba sin efecto”, aseguró Karim Assus, dirigente del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (SiTAS).

Related posts