MENDOZA | EN EL HOSPITAL ESPAÑOL CONTINÚAN LAS ACCIONES GREMIALES

En el marco de las medidas llevadas a cabo por profesionales de la salud del Hospital Español, como todos los viernes, AMPROS montó una carpa blanca de 10 a 13 en la puerta del nosocomio y realizó una asamblea de 10.30 a 11.30, para juntar firmas de los asociados.

El doctor Sergio Eibar, cardiólogo, declaró que debió renunciar a realizar estudios de ergometría en el citado nosocomio, debido a las presiones que recibió del director por haber participado de las asambleas, y a los diez meses de retraso en el pago de las mencionadas prestaciones. “De los estudios, me adeudan diez meses con el valor de octubre del año pasado. Entonces, tuve que llevarme el equipo de ergometría, aunque no quiero dejar el hospital. Nuestro sector (Cardiología) es ahora el reflejo de todos los otros; han puesto a un médico que tiene residentes y a médicos jóvenes a los que les pagan muy poco”, sentenció el especialista.

Eibar aseguró que dos médicos fueron echados del hospital, y que otros dos que se afiliaron a AMPROS, “a los dos días se desafiliaron porque los amenazaron”.

Medida cautelar
Asimismo, en relación al licenciado que había sido suspendido, la Segunda Cámara Laboral de Mendoza, dejó sin efecto el memorándum interno que aplicaba días de suspensión para un profesional de la salud por haber participado en una asamblea, en tanto que consideró esa actitud,a prima facie, antisindical.
En consecuencia, dictó medida cautelar innovativa, dejando sin efecto el memorándum de uso interno con fecha 2 de octubre de 2012, que le impusiera al licenciado en enfermería la sanción de suspensión como así también los efectos económicos que pudieran derivar de la misma.

Related posts