La salud en lucha por sus derechos

FUENTE:LA PALTA
FECHA: 01/09/14

El artículo 14 bis de la Constitución Nacional Argentina garantiza a todos los trabajadores el derecho de contar con una organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en una registro especial. Negar esta facultad a un sector de los trabajadores, es negar un derecho constitucional.

El Sindicato de trabajadores Autoconvocados de la Salud (SITAS) sostiene que los profesionales de la medicina que lo integran están siendo víctimas de la falta de libertad y democracia sindical. A pesar de que todos los pasos administrativos fueron cumplidos en el Ministerio de Trabajo de la Nación, a los trabajadores de la salud les exigen una recomendación política para que la inscripción gremial sea otorgada. «Te lo dicen directamente, sin ningún rodeo ni vueltas. Porque dicen que nosotros somos un gremio que luchamos mucho y que los gremios con los que ellos tienen acuerdos, no están de acuerdo en que nosotros tengamos la inscripción gremial», explica Adriana Bueno, Secretaria General de SITAS. A esto se suma la falta de representación que sienten los trabajadores en las estructuras de ciertos gremios del país, que deciden sobre los derechos de otros. «Nosotros lo único que queremos es que nos den lo que la ley dice que nos tienen que dar», afirma la Doctora Bueno. Ante la negativa, los autoconvocados de la salud tienen intenciones de judicializar el tema, solicitando un amparo por mora.

Al reclamo se sumó el rechazo al impuesto al salario y el otorgamiento del 82% móvil de jubilación, situación revertida desde 1994. Cabe recordar que una persona que se jubila obtiene el 42% sin movilidad, lo que está muy lejos de considerarse una jubilación digna. «Este gobierno, tanto que critica gobiernos anteriores, ¿por qué no restituye a los trabajadores un derecho que está ganado en buena ley? No nos merecemos ser mendigos a los que les llevan el 50% del sueldo de un día para el otro», comenta Adriana.

Por otro lado SITAS está luchando para que la conquista del «Salario familiar» no se pierda para los trabajadores. «Si vos tenes un sueldo de $7000 para arriba, ya tu hijo no vale. No te pagan o te pagan de manera decreciente. Por eso es que nosotros decimos que la asignación familiar no es universal», dice la Secretaria General. A esto se suma el reclamo por la apertura de paritarias nacionales de salud. Según la doctora Bueno, son alrededor de 13 mil trabajadores de la salud en Argentina y no existe una paritaria nacional. «¿Cómo puede ser que el Ministro de Salud de la Nación nunca haya contestado ningún pedido de audiencia que le hicimos, cuando nuestra federación está representando a más de 33 mil profesionales nucleados en la FESPROSA (Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina)?», se pregunta Adriana. El sector de la salud tiene poca participación en las decisiones y por ello exigen la apertura al debate.

El pasado miércoles 27 de agosto se llevó a cabo una marcha por parte de SITAS a plaza independencia para exigir por los reclamos. A esto se sumó un paro con concurrencia a los lugares de trabajo y atención sólo de las urgencias en todos los centros de atención del SIPROSA. En relación a esto, este grupo de médicos, enfermeros y especialistas de la medicina adhirieron a la jornada de protesta nacional convocada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) el pasado jueves 28 de agosto.

«Vamos a salir de nuevo a la calle a hacer escuchar nuestra voz», manifiesta Adriana Bueno y afirma que los trabajadores tienen sus dudas respecto a ciertas liquidaciones del Sistema Provincial de Salud. Con todo, SITAS se mantiene alerta. Será, entonces, en el trascurso de la próximas semanas cuando se analizarán las opciones y se dispondrán las nuevas medidas de fuerza para hacer uso del derecho a huelga, otro derecho constitucional de todo trabajador.

Related posts