La lucha en Chaco

El miércoles 11 de abril se realizó el paro de APTASCH y ATE con un alto acatamiento, sobre todo en el interior de la provincia que tuvo entre un 80% y 100% de adhesión.

Por la mañana se llevó a cabo una concentración frente al Perrando con corte de la avenida 9 de Julio, con la presencia de más de 60 compañeros. Allí se definió la continuidad de las medidas para la próxima semana con un paro de 48 horas para el martes 17 y miércoles 18, con movilización el 18, concentrando a las 9hs. en el hospital Perrando.

Se habló también del tema que está en boca de todos: la bebita dada por muerta recuperada en la morgue. Como gremio en primer término reivindicamos el trabajo de los servicios de maternidad y neonatología del Perrando, donde los compañeros trabajan en condiciones que muchas veces superan lo crítico por el déficit de recursos humanos. Esta situación fue largamente notificada a las autoridades,  seguramente se repite en otros muchos centros, en donde se sufre la violencia laboral en un ámbito donde los pacientes y familiares acuden con una carga emotiva y de necesidades intensa. En segundo lugar plantemos que si hay responsabilidades por lo ocurrido, que las asuman quienes corresponda. No queremos hacer una defensa corporativa de los profesionales ni defender lo que no se debe, pero reclamamos que se haga una investigación seria y responsable y no se busquen chivos expiatorios (perejiles) para calmar la opinión pública, ni que se sancione a los profesionales, a menos que se establezcan fehacientemente las responsabilidades del caso.

Volviendo a la lucha y a los reclamos, hay que tener en claro que el aumento salarial decidido por el gobierno chaqueño es la tercera parte (1/3)!!! de los aumentos ofrecidos por la mayoría de las provincias y por el gobierno nacional, con el agravante de que es en negro, no va al básico y no es bonificable. Es decir, está tan alejado de la inflación como del contexto nacional, dato que refuerza la convicción de que nuestro reclamo es justo y debemos seguir levantándolo.

Con respecto al pase a planta, en Salud Pública quedan más de 4.000 precarizados que aún no tienen certeza ni horizonte de cuándo ni cómo les va a llegar la tan ansiada regularización. El gobierno decretó que UPCP tenga la exclusividad de participación en las comisiones que definen los pases a planta, excluyendo a TODOS los demás gremios con o sin personería. Es una actitud sospechosa e inaceptable. Además, no se garantiza que se respete la carga horaria en el pase a planta, ni la categoría que corresponde: están pasando a profesionales en el grupo 1, cosa que nunca sucedió en la historia de los pases.

La lucha continúa en forma coordinada con ATE, sumando fuerza día a día hasta forzar la voluntad del gobierno para dar respuestas serias a los reclamos de los trabajadores de salud.

Related posts