Declaración del Grupo Latinoamericano de salud

Reunidos en la Sede de Fesprosa el 23 /6/19 los Sindicatos de Salud de América latina  suscriben  los siguientes acuerdos

1 )  La ofensiva neoliberal y privatista en la región presenta características comunes en todos los países: Reforma Laboral,  Reforma Previsional, recorte de los gastos en salud pública ,privatizaciones, tercerización de servicios y precarización laboral.

En Brasil  la enmienda 95 congela el gasto público social. Ello lleva al desmantelamiento del SUS y del control social, elimina la negociación colectiva en el SUS mientras se autoriza al gran capital trasnacional para operar en salud privada y pública.

En Chile esta ola se expresa en el plan AUGE, el crecimiento de las ISAPRES y la disminución del presupuesto del Fonasa.

En Argentina a través de la implantación de la CUS.

En Costa Rica el desmantelamiento progresivo del Seguro Social, al saltar su autonomía consagrada desde la Constitución Política y someter a la institución prestataria de la Salud Pública en los tres niveles de atención a la “Regla Fiscal” de la Ley 9635, condicionando su financiamiento. Además del ataque a los trabajadores Públicos y sobre todo a los trabajadores Profesionales de las Ciencias de la Salud

2 ) Esta ofensiva está favorecida y fomentada por los gobiernos de derecha y tiene como referencia la agenda  del Capital  a nivel mundial que es  la implantación de la CUS (Cobertura Universal de Salud) . La CUS es una estrategia de seguros  y canasta básica continuadora de las políticas focales del Banco Mundial de los 90, que ignora a la  salud como derecho y la reemplaza por   una concepción financiera fomentando el mix público privado. En Octubre de 2018 la  reunión mundial de Astana (Kazajstán) a los 40 años de Alma Ata convocada por la OMS, abandonó los postulados de atención primaria, universalidad, integralidad, intersectorialidad y control social para reemplazarlo por la CUS y la medicina basada en la evidencia. La CUS fue también uno de los cuatro puntos centrales en la cumbre de ministros de salud del G20.

3) Otro brazo de la penetración neoliberal en salud son  los TLC que  recortan derechos  e impactan aumentando la duración de las patentes para favorecer a la industria farmacéutica. 

4) El modelo extractivista es un determinante social que afecta la salud de nuestras comunidades: la sojización y  los agrotóxicos, la megaminería contaminante y el fracking.

5) La lucha de los trabajadores de la salud es parte de la movilización popular en la región  contra la restauración derechista y neoliberal.

Es por ello y teniendo en cuenta que el 4O % de los afiliados de la ISP  provienen de nuestro sector  los sindicatos de salud de AL acordamos  

1) Desarrollar la solidaridad entre nuestras organizaciones en el marco de la ISP para enfrentar juntos la ofensiva neoliberal. 

2) Rechazar las políticas privatistas de promoción de la CUS sostenidas por el  Banco Mundial en agenda común con la OMS. Defender los postulados de Alma Ata promoviendo sistemas sanitarios públicos que garanticen  Universalidad, Integralidad, Intersectorialidad y participación social.

3) Promover las alianzas comunitarias a nivel nacional y regional  en el marco de la campaña mundial de la ISP en defensa del derecho a la salud.

4) Llevar el debate y las conclusiones a la reunión sectorial del día 27 en el IAMRECON

5)  Elevar a la Secretaría General de la ISP  un pedido de  apoyo  al funcionamiento del sector a través de programas específicos y el  sostén de su funcionamiento.

Related posts