​Reunión de la CTA-A con los integrantes de Departamento de Normas de la OIT

Comenzó la Conferencia Internacional del Trabajo

​​Reunión de la CTA-A con los integrantes de Departamento de Normas de la OIT

 

Martes 29 de mayo de 2018, por Redacción *

La delegación de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) que participa en la Conferencia Internacional del Trabajo se reunió con la titular del Departamento de Normas de la Organización Internacional del Trabajo, Corinne Vargha, a fin de expresar su preocupación y actualizar la información sobre las violaciones a la libertad sindical que tienen lugar en nuestro país. Por parte del Departamento de Normas también participaron Karen Curtis, Horacio Guido y Jordi Agustí-Panareda.

​La representación de nuestra Central estuvo compuesta por: el secretario de Relaciones Internacionales, Adolfo “Fito” Aguirre; el secretario Gremial, Daniel Jorajuría; la secretaria de Género, Alejandra Angriman; la integrante de la Mesa Nacional, Viviana García; el director del Departamento Jurídico, Horacio Meguira, y el coordinador del Observatorio del Derecho Social, Luis Campos.

La comitiva detalló los obstáculos que enfrentan los trabajadores en la Argentina como consecuencia de las numerosas iniciativas regresivas impulsadas por el Gobierno nacional. Entre ellas se encuentran los despidos de representantes sindicales, el incremento de los actos de injerencia e intervención en la vida interna de los sindicatos, la negativa a negociar colectivamente, las violaciones a las libertades públicas, y la falta de avances en la modificación de la ley 23.551 cuya observación es materia recurrente por parte de los órganos de control de la OIT.

Al iniciar la reunión, Adolfo “Fito” Aguirre realizó una caracterización general de la situación que viven los trabajadores en nuestro país, señalando que ella debe entenderse en el marco de una fase ofensiva contra los derechos laborales que se registra en muchos países de la región y que también alcanzó a otras partes del planeta. En particular, destacó que los intentos de impulsar una reforma laboral, resistida hasta ahora por la movilización popular, no se diferencian en lo sustancial de las reformas ya aprobadas en países como Brasil, España y Francia. En este sentido, Aguirre destacó la importancia de contar con una mayor intervención de la Oficina de la OIT tendiente a abrir espacios de diálogo con las autoridades nacionales que permitan arribar a acuerdos y, de esta manera, tratar de minimizar la conflictividad que, en muchos casos, debe llevarse adelante por todos los medios posibles y a través de conflictos de alta intensidad.

Posteriormente, Horacio Meguira enumeró las distintas prácticas que utiliza el Ministerio de Trabajo para obstaculizar el ejercicio de los derechos sindicales, incluyendo la imposición de obstáculos para el funcionamiento interno de los sindicatos, la injerencia en procesos electorales y la negación del derecho a la negociación colectiva. A su vez, también detalló que muchas de estas situaciones han sido planteadas a través de acciones ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, o lo serán en un lapso muy breve.

Por su parte, Viviana García actualizó la información correspondiente a las violaciones a la libertad sindical que padecen los profesionales de la salud encuadrados en la FESPROSA, destacando la existencia de numerosas provincias en las que el sindicato de base de dicha federación es el más representativo y que, pese a ello, los gobiernos locales se niegan a reconocerle el derecho a la negociación colectiva. Asimismo, también describió la situación que actualmente atraviesan los trabajadores de los hospitales Garraham y Posadas, a la que caracterizó como de vaciamiento en el marco de la implementación de políticas que afectan gravemente el ejercicio de los derechos fundamentales como la salud

En un sentido similar, Alejandra Angriman se explayó sobre la situación de los trabajadores agentes de propaganda médica, en particular a partir de la negativa de los laboratorios a negociar acuerdos salariales desde hace tres años, así como también la reticencia del Ministerio de Trabajo de la Nación a convocar a la conformación de la comisión paritaria. A su vez, también informó a los integrantes del Departamento de Normas que los empleadores del sector plantean, como condición para la renovación de los acuerdos salariales, que el sindicato y los trabajadores consientan la violación a las leyes de profesionalidad.

Por su parte, Luis Campos aportó información sobre las violaciones a las libertades públicas, proveniente de un estudio efectuado por el Observatorio del Derecho Social y Liberpueblo, haciendo hincapié en el incremento de las detenciones de manifestantes y en la intensificación de la represión institucional de la protesta social.

Finalmente, Daniel Jorajuría destacó que a pesar de los numerosos pronunciamientos de los órganos de control de la OIT, la ley de asociaciones sindicales no ha sido modificada, sin que exista ningún pronunciamiento del Gobierno nacional en el sentido de que estaría evaluando ajustar la legislación local a los compromisos asumidos por nuestro país al ratificar el Convenio 87 de la OIT sobre libertad sindical.

La reunión se prolongó durante más de una hora y los integrantes del Departamento de Normas se mostraron muy interesados por la evolución de la situación laboral en Argentina. En tal sentido, señalaron que la descripción realizada por nuestra delegación no hacía más que corroborar distintas apreciaciones que venían esbozando a partir de fuentes indirectas de información. Por otra parte, destacaron su disposición a colaborar en la apertura de instancias de diálogo social en nuestro país, así como también a estudiar detalladamente los nuevos casos, informaciones y pedidos que efectúe la CTA-A.

Related posts