Actualización de la declaración sobre IVE

Desde su fundación, la FESPROSA tiene entre sus propósitos la defensa de los derechos humanos y en particular los relativos a la Salud Pública.

Eso nos comprometió a definir una posición institucional frente al debate legislativo sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Este debate se dio en el marco de una movilización social de dimensiones históricas. Lamentamos el resultado final de la votación en el Senado ya que la realidad sobre la morbimortalidad materna por prácticas inseguras sigue siendo un grave problema sanitario y de inequidad social en el país.

La persistencia de prácticas de interrupción voluntaria del embarazo ilegales e inseguras conlleva una abrumadora carga de muerte de muchísimas mujeres jóvenes que hoy por hoy siguen expuestas a estas riesgosas prácticas clandestinas. Por lo tanto a la par que seguimos reclamando que se avance en la legalización de la IVE, exigimos el cumplimiento pleno de toda la normativa atinente a la salud sexual y reproductiva.

El ajuste sanitario en curso, a su vez, pone en serio riesgo el sostenimiento de programas de Educación Sexual Integral y Salud Sexual y Reproductiva, entre otros.

Frente a ese escenario hoy más que nunca la interrupción legal del embarazo (ILE) en los casos que siempre estuvieron contemplados en nuestro Código Penal, sumado al fallo FAL, fortalecido por el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo” del Ministerio de Salud de Nación (2015) deberán ser en el ámbito de la salud pública la garantía sin discusiones, ni dilaciones, del objetivo primigenio de cobertura integral de la salud de las mujeres y/o personas con capacidad de gestar. Seguiremos reclamando la adhesión de todas las jurisdicciones a dicho protocolo.

En ese sentido, la resolución 6726/18 del ANMAT autorizando el misoprostol 200mcgr para uso ginecológico es un paso de gran importancia para garantizar, entre otras razones e indicaciones, la interrupción legal de embarazo con un método farmacológico seguro que la OMS recomienda fuertemente sea incluido en los formularios terapéuticos de drogas esenciales de todos los países miembro -reafirmando la necesidad de la producción pública de Misoprostol 200mcrg (vía oral)-.

Desde FESPROSA impulsamos que el Ministerio de Salud Nacional incorpore este fármaco en alguno de los programas vigentes ya sea el de Salud Sexual y Reproductiva y/o el de Maternidad e Infancia, porque de esta manera lograría que todas las provincias cuenten con este principio activo para garantizar en forma equitativa el derecho a tener la tecnología más segura y menos cruenta para los usos acreditados (ILE, Huevo Muerto y Retenido y hemorragia postparto).

Entendemos que en ese contexto, como profesionales de Salud y como organización de los mismos, tenemos el deber institucional y sanitario de actuar para que los sistemas de Salud garanticen las normas legales vigentes y la opción más segura a todas las mujeres, hasta que podamos contar con una ley que acabe con la clandestinidad y el riesgo al que están expuestas la mujeres que decidan interrumpir un embarazo no deseado.

 

Federación Sindical de Profesionales de la

Salud de la República Argentina

PERSONERÍA GREMIAL N° 1906 MTEYSS

Lima 575, Piso 9 – C.P. 1073  – Ciudad Autónoma de Buenos Aires

(+5411) 4381-6144 / 4381-1416 / fesprosa1@gmail.com

http://www.fesprosa.com.ar/portal/

Related posts